Cuatro piropos mas

Cuando te conocí, algo bello descubrí en mí, era ese amor tan bonito y tan grande que sentí hacia ti.

En la vida los tesoros no están a simple vista, hay que buscarlos … aprende de mi que un día buscando tesoros te encontré a ti.

No te fijes en la lectura, ni tampoco en la postal, fijate en el cariño, que te quiero demostrar.

Los pájaros piden comida, los presos libertad y lo unico que te pido es que nunca me dejes de amar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.