Piropos nuevos

Si tu cuerpo fuera cárcel y tu corazón cadena, orgulloso estaría de cumplir con mi condena.

Si mi amor por ti fuera música, tú serías la letra más bella de mi cancionero.

Quién quisiera ser tu Sol para alumbrar tu día y la luna para velar tus sueños.

Quisiera tener un barco pirata para navegar por el mar rojo de tus labios y así llegar al tesoro de tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *