Unos piropos

Me tiraste una flecha yo se bien que fuiste tu no te hagas el gracioso que tu no eres Robin Hood.

Si amarte fuera la muerte y el no verte fuera la vida, prefiero 1000 veces la muerte y no la vida sin

Mi corazón te extraña y no lo puedo controlar pues contigo fue con quien aprendí a amar.

Por la luna doy un beso, por el sol doy un montón, por la luz de tu mirada, alma, vida y corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.